domingo, 11 de julio de 2010

Del triunfo de un equipo - Mundial de Fútbol Sudáfrica 2010 - Reflexión

!CAMPEONES DEL MUNDO!
!FELICIDADES!

No desvelo ningún secreto si digo que el fútbol no está entre mis aficiones (ni como jugador ni como espectador) esto no es ni bueno ni malo simplemente que no vivo la pasión por el fútbol.

Muchos de mis amigos, compañeros de trabajo y conocidos tampoco comparten mis aficiones y no sienten pasión por ellas así pues sobre gustos están los colores.

He practicado atletismo, balonmano, baloncesto incluso voleibol (llegando a ganar incluso un campeonato de la Armada Española en Cartagena en mi época de marinero) y así como no he estado dotado para muchísimas cosas tampoco lo he estado para el fútbol.

Pero siempre me ha gustado ver a la Selección de España. Nótese que no me he referido a ella como "La Roja". Hay que llamarla por su nombre y se llama Selección de España.

- Esta última frase no pretende ser provocadora ni polémica aunque habrá algunos lectores que así la van a interpretar y me lo reprocharán posteriormente con sus comentarios -
Seguimos... ¿ dónde estábamos ?

Ah, sí!, la Selección Española que empezó este Mundial de Sudáfrica 2010, perdiendo en un partido a priori fácil y sin complicaciones y que se ha ido superando para llegar a mejorar tanto su juego que actualmente son los Campeones del Mundo.

Desde mi punto de vista ha sido el triunfo del equipo, la suma de esfuerzos de cada uno de los jugadores, la que los ha llevado a lo más alto en contraposición a las grandes figuras y de juego individual que aparecieron fugazmente en este Mundial.

No sé de fútbol, ni de alineaciones, pero sí que sé reconocer el esfuerzo, el trabajo, las ganas de hacer las cosas bien y con gusto y encima disfrutar haciéndolo, eso es lo que les ha diferenciado del resto de equipos, nos han ilusionado, han ganado y nos han hecho felices. Con deportividad, sencillez y corrección. Son todo un orgullo.

Nos han ilusionado tanto que las muestras de identidad se han mostrado públicamente y sin complejos - me estoy refiriendo a la exhibición de camisetas y banderas de España - algo perfectamente legítimo, que debe quitar ya de una vez clichés políticamente tan interesados como absurdos y trasnochados.

Algo, ésto último, que parece no compartir el ausente al partido de la Final del Campeonato y eso que es el Ministro de Deportes ad hoc, aunque evidentemente no hizo falta su presencia.

Lamentable después que se quiera interpretar y acomodar con clave política, la unión y el esfuerzo de los jugadores con la clase de política que se está haciendo en nuestro país.

Situación, por cierto, muy comprometida tanto económica como socialmente pero claro son políticos y poco se puede esperar de ellos.


4 comentarios:

dezaragoza dijo...

¿Y la reflexión es.......?

Juan J. Carrasco Lozano dijo...

Estoy en ello, disculpa.

Anónimo dijo...

14N 2012 DIA DE HUELGA GENERAL EN EL REINO DE ESPAÑA:

La armada española emprende un arduo camino en Ultramar con el afán de rememorar la gloria obtenida por sus ancestros conquistadores.

Bajo la atenta mirada del galeno del navío, apedillado Iniesta, el lugarteniente Sergio Ramos conversa animadamente con Gerard Piqué, un joven catalán curtido en un sinfín de peleas con todo tipo de bucaneros bravucones.

¡¡¡Tierra a la vista !!! entona el pequeño grumete Xavi Hernandez. Arribamos por fín a Panamá !!!

El Capitán Casillas sabe a la perfección que en su país natal, envuelto en una huelga general, los juglares no cantarán sus proezas, su acción será desaprobada, pero el botín de tres millones de euros es suculento y anima a su tripulación con arengas patriotas.

Nadie se amotina ni sonroja, ante el inminente ataque de la roja.

El fiel capitán por un momento reflexiona para sus adentros: Somos el símbolo de un pueblo atenazado por la deuda, podríamos enfrentarnos a Panamá mañana y no hoy…

Luego sus pensamientos hacen un requiebro: existe el derecho al trabajo en días de huelga, muchos compatriotas han ido hoy a sus puestos de trabajo…

Y ordena a sus soldados proseguir con la misión, sin caer en la cuenta de que solo a ellos les van a televisar su jornada laboral para 60 millones de espectadores.

Juanjobipeta

Juan J. Carrasco Lozano dijo...

!Soberbio comentario a la par que inteligente y mordaz! Gracias Juanjobipeta.